¡A jugar en familia!

¿Ya probaste todas las opciones para entretener a tus hijos y que no se hipnoticen por horas con la tele o la compu?

No hay nada más lindo que hacer actividades junto con los chicos y, cuanto más simples y creativas, mejor.

Con un poco de imaginación se pueden armar muchos juegos con materiales que tenemos disponibles en la casa.

Para los más chicos (8 meses en adelante).

- Llená botellas de plástico o potes de yogur o queso con diferentes elementos como arroz, legumbres o fideos y que ¡empiecen a sonar las maracas!

- Rellená las botellas con diferentes elementos (agua, polenta o harina) y colocá algunos juguetitos adentro para que los vayan descubriendo mientras juegan.

- Hacé bolsas sensoriales: llená de espuma de afeitar o gel para el pelo y un poco de colorante bolsas de cierre hermético, cerralas bien y sellalas con cinta para que no se salga el contenido. Son ideales para que los bebés aprieten y jueguen.

- Colocá en un bowl con agua varios cubitos de hielo de colores. Se pueden usar colorantes de comida o jugos de algunas verduras o frutas como remolacha, naranja y frutilla. Podrán jugar hasta que se derritan y el agua se vaya coloreando.

Tocar, sentir, crear, imaginar, experimentar, de eso se trata jugar y cuando se hace en familia son momentos inolvidables en los que no existen las reglas ni el tiempo, sólo risas y miradas cómplices cuando todos volvemos a ser niños y a disfrutar de las cosas más esenciales que nos regala la vida.

Gentileza de