Cómo elegir una posición cómoda para la lactancia materna.

Te compartimos consejos útiles para que tengas un buen comienzo en esta etapa.

Posición de cuna.

-Sentate en la cama o en una silla cómoda donde apoyes tu espalda. Utilizá almohadas para apoyar al bebé a la altura del pecho. Luego, recostá al bebé de costado y poné su cabeza cómodamente en la curva de tu codo. Una vez que el bebé esté correctamente posicionado, sostené tu pecho por debajo con cuatro dedos y poné tu pulgar suavemente en la parte superior.

Posición de costado.

-Estando acostada de lado, colocá una almohada de apoyo detrás de tu espalda. Colocá otra almohada entre tus piernas, con la rodilla superior flexionada sobre la almohada. Colocá a tu bebé junto a vos, panza con panza, de modo que la boca del bebé quede en el mismo nivel de tu pezón. Sostené tu pecho con la mano opuesta para ayudar a que el bebé se prenda.

Prendida.

Una vez que hayas encontrado tu posición más cómoda, acercá al bebé a tu pecho y no al revés. Cuando esté bien sujeto, tu bebé succionará rápidamente para estimular el reflejo de bajada de leche; luego de que la leche empiece a salir, lo hará más lento.

Gentileza de