VOLVER AL TRABAJO Y CONTINUAR CON LA LACTANCIA.

Volver al trabajo en esta época representa un doble desafío para las madres de lactantes. Por un lado, tienen que retomar su actividad laboral en un contexto dinámico y cambiante, impuesto por la pandemia del COVID-19; y por el otro, en muchas de ellas aparece una preocupación por el primer “desencuentro” con su bebé.

La lecha materna es el alimento por excelencia para el bebé (y único hasta los 6 meses) porque tiene todo lo que él requiere y en las cantidades justas.

Sin embargo, muchas madres de lactantes, cumplida la licencia por maternidad, deben volver a sus puestos de trabajo. Y es ahí cuando surgen dudas como, por ejemplo: “¿Es posible mantener la lactancia, aunque ya nos hayamos incorporado al trabajo?” o “¿Podremos hacerlo sin necesidad de extraernos leche en la oficina?”.

Consejos y recomendaciones:

• Comenzar a armar el stock de leche un mes y medio antes.

• Aprovechar las mañanas cuando estás más descansada.

• Antes de comenzar, realizar masajes suaves y siempre lavarse las manos con agua y jabón.

• Realizar extracciones de máximo 10 minutos por pecho.

• Trata de mantener una rutina para que tu cuerpo se acostumbre.

• Es mejor realizar varias extracciones cortas que una larga.

• Guarda tu leche en recipientes seguros y de buen cierre.

• Rotula casa envase con la fecha y la cantidad.

Gentileza de