PROPUESTAS PARA DISFRUTAR ESPUMANTES DE ESTILO DULCE NATURAL.

 

El universo de las bebidas está cambiando y se ven propuestas que responden a las nuevas tendencias y gustos de los consumidores. Es por eso que, desde hace algunos años y cada vez más, están ganando terreno los productos más dulces y de menor graduación alcohólica.

El espumante conocido como “dulce natural” se logra a partir de una única fermentación a través del método Charmat en tanques de acero inoxidable a 15°C de temperatura. Este proceso es lento, lo que ayuda a que se mantengan los sabores característicos de la uva. Cuando llega a su punto óptimo, se detiene la fermentación por medio de frío, logrando una bebida de baja graduación alcohólica y de mayor concentración de azúcar residual.

Es por eso que este tipo de espumantes resultan muy amables al paladar y son ideales para disfrutar en diferentes ocasiones de consumo, y no sólo al momento del brindis en una celebración. Los espumantes dulces son muy versátiles y permiten una gran variedad de maridajes.

Acompañan muy bien platos de postres como cheesecake de frutos rojos, mousse de maracuyá, tarta tibia de manzanas o pavlovas. O también opciones de platos salados como picadas con bruschettas, sandwiches y ensaladas frescas.

Pueden combinarse perfectamente en un brunch de fin de semana o se pueden disfrutar también como aperitivo en un cóctel por la tarde, en un copón con o sin hielo, acompañado de un garnish, como piel de naranja o hierbas aromáticas. Las posibles combinaciones son infinitas. Te invitamos a descubrirlas.

Gentileza de