EN BUSCA DE UNA VIDA MÁS SIMPLE.

¿Podrías vivir con menos cosas? ¿Te animarías a deshacerte del resto? La sencillez nos enseña que para ser felices necesitamos muy poco. Te invitamos a descubrir algunas claves para aprender a soltar.

Pequeñas ideas para una vida más simple.

Algunos de los valores que acompañan el movimiento de simplicidad voluntaria son los siguientes.

- Simplicidad por elección. Significa elegir nuestro camino a través de la vida en forma consciente, deliberada y con nuestro propio sentido de simplicidad. Organizar nuestra vida de manera de dar nuestros verdaderos dones al mundo, que es dar la esencia de nosotros mismos.

-Simplicidad compasiva. La simplicidad compasiva implica sentir una relación con la comunidad de la vida y transitar el camino de la reconciliación con otras especies y con las futuras generaciones, como por ejemplo, aquellas con grandes diferencias en bienes y oportunidades. La simplicidad compasiva es el camino de la cooperación, la colaboración, la responsabilidad y la justicia, que busca un futuro de desarrollo para todos, sin exclusiones. Se trata de no querer nada para sí que no sea para todos.

-Simplicidad ecológica. Elegir un tipo de vida que reduzca lo más posible nuestro impacto ecológico, o sea, que afecte lo menos posible al planeta.

-Simplicidad frugal. Cortar aquel gasto que realmente no sirva a nuestras vidas y practicar una administración hábil de nuestras finanzas para lograr la independencia financiera. La frugalidad y el manejo financiero personal cuidadoso aumentan la libertad económica y la oportunidad de elegir más conscientemente nuestro camino en la vida. Vivir con menos también reduce el impacto de nuestro consumo sobre la Tierra y libera recursos para otras personas.

-Simplicidad natural. Recordar nuestras raíces en el mundo natural; experimentar nuestra conexión con la ecología de la vida y, a la vez, equilibrar el tiempo que pasamos en un ambiente creado artificialmente por ratos vividos cerca de la naturaleza.

-Simplicidad ordenada. Asumir que la vida es ocupada, estresada y fragmentada. Una simplicidad ordenada implica cortar con las distracciones triviales, tanto materiales como no materiales, y enfocarse en lo esencial.

Gentileza de