Cuidados de la piel del bebé.

Entendamos que la piel de un recién nacido es más fina y menos elástica, por lo tanto estará más susceptible a irritaciones de agentes externos como productos químicos de la ropa nueva, detergentes de ropa lavada, pañales de mala calidad, jabones abrasivos, perfumes, etc.

Te recomendamos:

1. Baño del recién nacido: la limpieza debes hacerla suavemente sin restregar mucho la piel y solamente en las zonas donde se ha ensuciado, para no ocasionarle irritaciones y secarlo con suaves golpecitos.

2. Ropa para mantener la piel del bebé fresca: La ropa que recomendamos son de fibra 100% naturales como el algodón ya que facilita la transpiración y evita las irritaciones las cuáles ocasionarán sarpullido en tú bebé.

3. El pañal ideal para evitar las temibles escaldaduras: Las zonas más afectadas son las nalgas, muslos, genitales y el abdomen bajo. Por lo tanto, las principales recomendaciones son:

Cambiá frecuentemente el pañal de tú bebé.

Limpiá el área suavemente con toallitas húmedas libres de alcohol e hipoalergénicas.

Exponé al aire unos minutos la piel antes de colocar el pañal.

Elegí un pañal de buena calidad.

Dr. Fernando Sumalavia González

Pediatra

Gentileza de