EMBARAZO Y ACTIVIDAD FÍSICA.

 

Cada vez hay más publicaciones científicas recomendando la actividad física y el ejercicio ante diferentes estados y condiciones de nuestra vida.

Las recientes recomendaciones indican que aquellas mujeres que no hacían ejercicio previo al embarazo, comiencen de a poco y con asesoramiento. Y las que venían realizando ejercicio, pueden mantenerlo adaptando la programación de la actividad al embarazo en curso. El ejercicio no se contraindica, se adapta a la persona para que pueda seguir con su rutina.

Si no existe una condición específica u otra condición importante, las embarazadas que realizaban cierto nivel de actividad física pueden continuar durante el embarazo. Sí es recomendable evitar ejercicios que hagan perder el equilibrio, descansar un poco más entre cada ejercicio, tratar de mantener una respiración fluida e hidratarse bien.

RECOMENDACIONES:

- La sugerencia es que las embarazadas sigan las pautas sugeridas para la población en general, con mínimas modificaciones.

- La programación de la actividad debe individualizarse para cada mujer, en función de su situación, experiencia y estado de salud actual.

- Si bien se fomenta que la actividad física se realice al menos 30 minutos, todos los días, durante el estado de embarazo debería realizarse, al menos, 3 veces a la semana.

- Se deben incorporar actividades variadas, tanto aeróbicas como de fuerza, junto con yoga y ejercicios de flexibilidad.

- Realizar ejercicios para fortalecer la pelvis (Ejercicios de Kegel).

- Se debe realizar actividad de intensidad moderada 150 minutos por semana.

Si estás embarazada y realizás ejercicios, que sea siempre de la mano del especialista de confianza y escuchando las señales que te da tu cuerpo. Por supuesto hay excepciones, como embarazos donde se debe guardar reposo absoluto. Cada caso es muy individual, por tanto es indispensable el seguimiento médico.

Dra. Raquel Medina.

Médica Clínica y Nutricionista especialista en Obesidad.

M.N.105298

Gentileza de