ALERGIAS ALIMENTARIAS: CÓMO DETECTARLAS EN BEBÉS

BB_octubre2022.jpg (417 KB)

La lactancia materna exclusiva cubre los requerimientos de energía y proteínas hasta los 6 meses. Entre los 6 y los 12 meses es la oportunidad para la introducción de alimentos nuevos, especialmente verduras. Cuanta más variedad coman en esta etapa, más aceptación y menor rechazo tendrán para ir incorporando los nuevos alimentos. Y es muy bueno que los pequeños exploren el sabor, la textura, el color y olor de los alimentos.

¿Qué alimentos podemos ir incorporando en este período?

Verduras: Ricas en vitaminas y fibra, y forman parte esencial de una alimentación saludable. Pueden introducirse a partir de los 4-6 meses, generalmente cocidas y luego trituradas. A partir de los 8 meses, se pueden empezar a comer de a trocitos. Ofrecer variedad de verduras que no superen más del 20% del plato: zanahoria, papa, zapallo, zapallito, brócoli, repollitos de verdeo, cebolla, ajo, choclo, kale, palta, puerro, tomate, morrón.

Legumbres: Comenzar con pequeñas cantidades a partir de los 9-10 meses: lentejas, garbanzos, porotos, arvejas, avena, trigo, maíz, quinoa. Se pueden preparar en forma de puré, hamburguesitas, de harina de lentejas, en forma de pastas (hummus).

Frutas: Todas las frutas, siempre apostando por las de estación, que estarán más frescas y cuidando tamaño y textura: naranja, manzana, durazno, pelón, frutilla, banana, kiwi, durazno, ciruela, mango.

Proteínas animales: Entre los 6-12 meses los niños deben recibir un 50% de las proteínas de alto valor biológico y los mayores de un año, entre un 20-40%. A partir del sexto mes puede introducirse carne en pequeñas cantidades. Generalmente se empieza por las de sabor más suave, como el pollo o la ternera. El pescado se suele introducir a partir de los 8 meses, habitualmente primero el pescado blanco y luego el pescado azul; siempre cocido y sin espinas. La introducción del huevo se recomienda, solo la yema cocida a los 9 meses.

Sal, azúcar, miel: En general, no se debe añadir sal a las comidas durante el primer año de vida. Tampoco es adecuado endulzar con azúcar, miel y edulcorantes, que predispondrán a una apetencia temprana por lo dulce y además aumenta el riesgo de caries, diabetes y obesidad.

Agua: Mientras dura la lactancia materna exclusiva, no es necesario ofrecer agua (la leche materna contiene 80% agua). Sólo de incluirse tras iniciar la alimentación complementaria.

¿Qué no se recomienda ofrecer a los pequeños?-

- Carne picada hasta los 5 años o más, por el riesgo de Síndrome Urémico Hemolítico.

- Miel hasta los 2 años por riesgo de botulismo.

- Sal y azúcar agregadas.

- Embutidos (fiambres, salchichas, morcilla), debido a su altísimo contenido de sal, conservantes y colorantes.

- Galletitas industriales.

- Snacks.

- Gelatinas de sobre.

- Enlatados, por el alto contenido de sodio.

- Infusiones, hasta los 4-5 años.

- Jugos envasados y gaseosas./p>

- Productos ultra-procesados en general.

Siempre te aconsejamos que vayas incorporando los alimentos de a uno por vez, con paciencia y amor. Elegí siempre lo natural, evitando los productos ultra-procesados en general.

Y no olvides la importancia consultar todo lo concerniente a la alimentación de tu bebé con un pediatra de confianza.

 

Dra. Florencia Rolandi
Médica Cardióloga
MN 100.667.

 

 

Mira más notas y contenido de especialistas