GENERAR HÁBITOS SIMPLES NOS MANTIENE SANOS Y PROTEGIDOS.

 

Se acerca el invierno y el frío se aumenta cada día un poco más. Junto con él, también arranca la temporada de resfríos más fuertes, gripe, y otras enfermedades estacionales que nos contagiamos a menudo.

Debemos generar hábitos simples que podamos repetir continuamente para que nos mantengan sanos y protegidos.

Lavarse las manos constantemente es una de las principales tareas que debemos tener presente todo el tiempo para prevenir el contagio de enfermedades, ya que nos ayuda a eliminar diferentes tipos de gérmenes y bacterias con las que entramos en contacto todos los días.

¿Cómo hacerlo?

- Primero, aplica jabón ya sea líquido o en barra hasta hacer espuma.

- Luego lava y frotá todas las partes de tu mano sin olvidar ninguna zona, incluyendo las muñecas, el dorso de las manos, entre los dedos y debajo de las uña.

- Enjuaga bien con agua limpia y cierra la llave.

- Seca tus manos con toalla o al aire libre.

¿Cuándo hacerlo?

ANTES DE:

- Comer.

- Preparar alimentos.

- Tratar una herida.

DESPUES DE:

- Usar el baño.

- Sonarse la nariz, toser, estornudar.

- Estar en contacto con animales, mascotas.

Asegurate de lavarte las manos con tus hijos para mostrarles cómo se hace, lo mejor es no hacerlo con prisa y sí con conciencia

Gentileza de