LA ALIMENTACIÓN, CLAVE PARA EL FUTURO DE LOS MÁS PEQUEÑOS.

Los alimentos cumplen un rol fundamental en el crecimiento de los niños. Una alimentación saludable y balanceada favorece, sin lugar a dudas, su buen desempeño físico e intelectual. Así, los niños y niñas van a lograr desarrollar su aprendizaje de la mejor manera: desde cómo comunicarse y pensar, hasta adaptarse a nuevos contextos y personas.

Una buena nutrición desde pequeños los protege de varias enfermedades infantiles que pueden dejar huellas de por vida. Además, ayuda a fomentar la prevención de posibles complicaciones de salud en el futuro.

Por eso, te acercamos algunos puntos para que tengas en cuenta a la hora de fomentar una rutina alimentaria saludable en los más pequeños.

- Proponé experimentar colores y sabores, con todo tipo de alimentos saludables, idealmente de manera divertida y colorida. La variedad garantiza que puedan incorporar todos los nutrientes que necesitan.

- Sumalos al hacer las compras y preparar los platos. El rol de participantes activos es el método ideal para fomentar rutinas y hábitos saludables.

- Mantené una rutina alimentaria. Es importante mantener los horarios y no saltear las comidas.

- Compartí las comidas en familia. Fomentá momentos agradables y de sociabilización durante las comidas.

- Promové y compartí la información interactiva sobre hábitos de vida saludable. Que incluya tanto aspectos de alimentación saludable, como la actividad física.

La clave para que nuestros hijos tengan hábitos beneficiosos, es que entiendan la importancia de una alimentación saludable. Es esencial mantenerlos motivados con nuestras acciones y ejemplos. Esto es fundamental para llegar a ser adultos sanos y plenos en el futuro.

Ante cualquier duda, no dejes de consultar a tu especialista de confianza.

Dra. Florencia Rolandi, Médica Cardióloga, MN 100.667.

Gentileza de