CÓMO TRANSFORMAR EL CEPILLADO EN UN MOMENTO EN FAMILIA.

En el mes del cuidado oral, animate a darle a tu familia una sonrisa sana. Todo lo que necesitas es la información adecuada y un poco de práctica para mantenerlos en la dirección correcta

Vos y tu familia pueden mantenerse conectados y tener dientes y encías saludables durante toda la vida. Como padres, es importante explicarles a sus hijos la importancia del cuidado bucal y enseñarles cómo hacerlo correctamente. Con algunos simples pasos, se puede lograr una sonrisa brillante para toda la familia.

- Es fundamental cepillarse los dientes por lo menos dos veces al día con una crema dental que contenga flúor y brinde una limpieza completa, especialmente después del desayuno y antes de dormir. Acordate de cambiar el cepillo cada tres meses o después de estar enfermo y elegirlo correctamente.

- El uso diario del hilo dental y enjuague bucal es muy importante. Complementar el cepillado con enjuague bucal ayuda a eliminar la placa bacteriana y a dejar la boca mucho más fresca. El hilo dental ayuda a remover la placa que se forma entre los dientes, donde el cepillo no puede llegar.

- Así como el fluoruro es un gran agente de protección contra la caries, la frecuencia de consumo de alimentos azucarados puede convertirse en el peor enemigo para nuestros dientes. Al consumir azúcares o almidones en grandes cantidades se le da a la placa la oportunidad de producir un ácido que debilita el esmalte del diente.

- Por último, acordate de programar visitas regulares al odontólogo. El dentista es el guía de tu familia para lograr sonrisas brillantes. Recordá que la primera visita del niño al dentista debe ser antes de haber cumplido los 3 años. El chequeo odontológico temprano en la vida de un niño permite que ellos tengan una experiencia positiva.

Sonreír nos conecta, por eso, en el mes del cuidado oral Colgate® te invita a que compartas en redes sociales, lo que te hace sonreír y mantiene conectado en estos días, usando el #SonreirNosConecta.

Lográ una sonrisa sana y seguí compartiendo lo que te hace bien.

Gentileza de