Chau papillas

 

 

El bebé cuando esté preparado irá conociendo los alimentos, experimentando, explorando y paralelamente desarrollando sus habilidades motoras y masticatorias para obtener nutrientes de esos alimentos.

La alimentación complementaria es clave para el desarrollo del bebé. La tradición indica que las papillas son su primer contacto con un alimento, pero diferentes especialistas aseguran que darles comida en trozos debería ser el inicio natural de su primer vínculo con los sólidos. El segundo semestre de la vida es una ventana de oportunidad para conocer los alimentos, sus diferentes sabores, texturas, temperaturas, etc. No hay que enseñarles a comer, la función materna y paterna radica en ofrecer alimentos y compartirlos con ellos. El bebé cuando esté preparado irá conociendo los alimentos, experimentando, explorando y paralelamente desarrollando sus habilidades motoras y masticatorias para obtener nutrientes de esos alimentos cuando verdaderamente los necesite.

ALIMENTACIÓN LIBRE DE PAPILLAS.

Las profesionales indican que “para que un bebé pueda ser protagonista”, necesita gestionar sólo los alimentos. Ese formato es el de la comida en trozos. Pero antes hay que vencer los miedos que muchos adultos tienen de que se puedan atragantar o ahogar. “Los factores de riesgo para el ahogo, no tienen que ver con la textura, sino con situaciones comunes para los adultos y los bebés como la posición y la autonomía.

La alimentación es un proceso madurativo, por lo que cada niño tiene sus propios tiempos. Sin embargo, los 6 meses son un momento clave para comenzar a incorporar texturas y sabores que luego perdurarán en su elección.

Ante cualquier duda consultá a tu pediatra.

Gentileza de