La celiaquía en la adolescencia.

La adolescencia suele ser una etapa en la cual ocurren muchos cambios, tanto físicos, como psicológicos y sociales. Por lo tanto, al diagnosticarse en un adolescente la celiaquía, pueden generarse algunas complicaciones adicionales, a raíz de las limitaciones en las actividades cotidianas y cambios de hábitos necesarios.

Algunos estudios señalan que en este periodo de la vida, que es de por sí una etapa en la que es común que se generen transgresiones, los jóvenes celíacos suelen relajarse con respecto a la dieta libre de gluten por diferentes motivos.

Conocer y entender las generalidades de lo que ocurre en la adolescencia es el primer paso para que los padres puedan estar preparados ante ciertos comportamientos de los jóvenes, especialmente en el caso de los adolescentes con celiaquía.

Es importante resaltar y recordarle al adolescente celíaco que salirse de la dieta libre de gluten generará consecuencias adversas para su salud

En la adolescencia, la pertenencia suele ser algo muy valorado. Muchas veces, el tener que llevar una dieta Sin TACC implica sentirse diferente al resto y, por lo tanto, puede llevar a aislarse o excluirse de las salidas habituales.

En este sentido, la celiaquía en la adolescencia puede estar acompañada de angustia o pueden aparecer algunos cuadros de estrés o ansiedad. Asimismo, es común que los jóvenes celiacos “no sientan miedo” a las consecuencias de las transgresiones.

Los padres deberán estar más pendientes para ayudar a sus hijos celíacos a mantenerse sanos y a no recaer en los síntomas habituales de la contaminación por gluten o de las transgresiones.

Es aconsejable que los adolescentes celíacos realicen de forma periódica controles de anticuerpos para comprobar que la dieta se esté realizando correctamente. A su vez, es sumamente importante que los amigos y el entorno de cada joven estén informados sobre la celiaquía y cómo acompañar en el proceso.

Más información en: Asociación Celíaca Argentina www.celiaco.org.ar