EL ABRIGO NATURAL PARA TU PELO.

 

Cambiamos el guardarropa cuando viene el invierno por ropa más abrigada, que nos proteja más del frío. Incluso, también cambiás tu rutina de belleza, usando cremas más espesas, que nutran y reparen la piel aún más en profundidad. ¿No deberías hacer lo mismo con tu rutina de cuidado del cabello?

Cuándo hace frio, prendemos la calefacción y la estufa. Estas, hacen que la humedad se evapore, por lo que los ambientes se resecan aún más, afectando principalmente a nuestro cuero cabelludo, resecándolo en extremo. También, nuestro pelo puede sufrir estática y sentirse sin vida.

El invierno nos demanda que dediquemos más tiempo a nuestro pelo y a que le demos una dosis extra de nutrición y reparación. Particularmente el cuero cabelludo, que tiene la piel muy delicada, necesita atención especial.

Para combatir los daños del invierno en tu pelo, te recomendamos utilizar un tratamiento exclusivo de shampoo, acondicionador que posea extractos de origen vegetal, como jalea real, lúpulo y ortiga, para dar protección, resistencia y brillo al pelo, de la raíz a las puntas.

Gentileza de