LA SALUD Y EL BIENESTAR: UNA CONSTRUCCIÓN CONJUNTA.

 

7 de abril: Día Mundial de la Salud.

En estos últimos tiempos, la importancia de la salud volvió a estar en primer plano. Contar con información adecuada que nos permita tomar decisiones responsables es crucial para mantener una vida saludable dentro de un contexto complejo.

La Organización Mundial de la Salud ha designado el 7 de abril como “EL DÍA MUNDIAL DE LA SALUD”.

Si bien cada año eligen un foco particular, desde este espacio creemos importante recordar lo que cada uno de nosotros podemos sumar como parte de la sociedad.

- Mantener una alimentación saludable y balanceada, estar en movimiento y desarrollar estrategias que colaboren con nuestro bienestar psicosocial nos ayuda a mejorar nuestra calidad de vida y la de las personas que nos rodean.

- Transmitir con palabras y actitudes un estilo de vida saludable a nuestros hijos y entorno permitirá que se transformen en adultos plenos.

- Conocer los beneficios que brindan los pilares de la prevención en salud, realizar los controles necesarios y adoptar comportamientos saludables contribuyen a descomprimir una larga cadena de atención y cuidado donde se involucran muchas personas.

- Efectuar actividades comunitarias manteniendo conductas responsables, así como ser solidarios con quienes están transitando un proceso de enfermedad, refuerza la empatía y ayuda a fortalecer nuestra sociedad y evitar problemáticas de salud.

Este trabajo cotidiano y casi imperceptible puede generar grandes mejoras en la vida de las personas. La salud es un derecho que debemos garantizar y construir entre todos.

Desde el programa Viví Saludable estamos para colaborar en ese proceso.

Ante cualquier duda, no dejes de consultar a tu especialista de confianza.

Dra. Florencia Rolandi, Médica Cardióloga, MN 100.667.

Gentileza de