EL CALOR Y LOS ALIMENTOS: TIPS PARA SU SEGURIDAD.

 

El calor y la humedad aceleran el crecimiento de los microorganismos y gérmenes a niveles perjudiciales para nuestra salud, en especial en los alimentos frescos. Eso hace que tengamos que tomar mayores recaudos para evitar que puedan transmitirnos enfermedades.

Ya sea en la manipulación, su almacenamiento o en la cocción de los alimentos, hay ciertas reglas básicas que es fundamental recordar para evitar posibles enfermedades transmitidas por los alimentos (ETA). A continuación te contamos cuáles son:

- Lavá con cuidado frutas y verduras antes de consumirlas.

- Cociná bien los alimentos, en especial las carnes (hasta eliminación de jugos rosados).

- Organizá tus compras dejando para el final de la misma lo perecedero, como las carnes (rojas blancas y pescado), lácteos y productos congelados.

- Chequeá que los productos congelados se encuentren bien conservados a la temperatura indicada en el envase y, de no ser así, informalo al personal del local.

-Si pedís el envío a domicilio, intentá llevarte aquellos alimentos que necesitan refrigeración y, en caso contrario, asegurate de mantener mayormente la temperatura sugerida colocándolos inmediatamente en el freezer cuando los entreguen.

- Usá utensilios / tablas / recipientes diferentes para preparar los alimentos frescos.

- Los betacarotenos y licopenos se asimilan mejor con ácidos grasos. Si vas a comer verduras de hojas, zanahoria o tomate, condimentalos con aceite (mejor de oliva), y suma frutos secos o palta para potenciar su absorción.

- Ordená en la heladera los alimentos listos para consumir arriba de los alimentos crudos. Y mantenelos siempre protegidos, ya sea en envases herméticos o cubiertos con film.

- En días de calor extremo, mantené los alimentos refrigerados hasta una hora antes de consumirlos.

- Si vas a transportar alimentos frescos, mantené siempre la cadena de frío y evitá exponerlos al sol. Si no, elegí alimentos que soporten mejor las condiciones de temperatura ambiente (enlatados, frutas o desecados).

- Para descongelar adecuadamente los alimentos, colocalos dentro de la heladera o utilizá el horno microondas seguido de su cocción inmediata.

Siguiendo estas medidas vas a poder evitar cambios en los alimentos minimizando los riesgos para tu salud y la de tu familia.

Ante cualquier duda, no dejes de consultar a tu médico.

Dra. Florencia Rolandi, Médica Cardióloga, MN 100.667.

Gentileza de