PEINADOS CON RODETES SIN ESFUERZO DESDE CASA.

 

Los estigmas sociales solían imponer cuerpos “perfectos” y pieles de porcelana. Pero la belleza yace en la autenticidad de cada mujer y en la magia de su cuerpo. Existen muchas diferencias entre cada una, y son esas características lo que las hace únicas.

Los peinados con rodetes ofrecen una infinidad de variantes que podés adaptar para cada ocasión y estar siempre a la moda. Si querés sumar un toque especial a tu estilo, a continuación, vas a encontrar cómo hacer un rodete de manera fácil y simple.

Los rodetes son un clásico atemporal que nunca pasa de moda. Añaden sofisticación y elegancia, y te sacan de un apuro cuando no tenés idea de qué hacer con tu pelo antes de un evento o no tuviste tiempo de lavarlo antes de esa entrevista de trabajo.

Si bien algunos estilos pueden parecer algo intimidantes, solo necesitás una guía paso a paso y un poco de práctica para saber, entre otras cosas, cómo hacer rodetes despeinados y lucir impecable.

Rodete con trenza: el clásico rodete bajo, pero con un toque distinto.

Un peinado de rodete bajo puede hacerse de infinidad de formas. Este estilo incorpora una trenza para añadir una dosis extra de elegancia que te permitirá pasar del día a la noche sin escalas.

SEGUÍ LAS INSTRUCCIONES:

1. Cepillá bien tu cabello y hacete una raya al medio.

2. Recogé el pelo en una cola de caballo en la nuca.

3. Domá los pelitos sueltos con un cepillo de dientes o un peine fino y un poco de fijador para un aspecto bien prolijo.

4. Hacete una trenza clásica y sujetala con una gomita. Enroscala cuidadosamente sobre la base de la cola de caballo y sujetá el rodete con horquillas.

5. Terminá con un poco de fijador.

CONSEJO: Podés utilizar un spray o aceite para dar un poco de brillo extra antes de empezar.

Olvidate de perder tiempo en la peluquería: con este peinado con rodete, vas a estar lista para cualquier fiesta o evento en minutos.

Ponete manos a la obra y empezá a practicarlo hoy!

Gentileza de