LA SALUD DE TU PIEL. SEQUEDAD EN ESTA ÉPOCA Y CÓMO TRATARLA

 

Luego del invierno, es normal sentir la piel más seca y pálida. Eso se debe a que el frío afecta su salud de muchas maneras.

Por un lado, los vasos capilares se contraen evitando que llegue suficiente oxígeno y nutrientes a la dermis. Por el otro, el proceso de renovación de la epidermis es más lento, generando que se acumulen las células muertas. Por eso, al llegar la primavera tu piel seguramente tenga un aspecto más tirante y apagado. Incluso, puede estar más sensible.

A continuación, te acercamos algunos consejos simples para lograr una piel más sana y nutrida, lo cual seguramente influirá positivamente en su aspecto.

- Hidratá tu piel varias veces al día con cremas con alto contenido de agua.

- Aplicá una crema de manos cada vez que termines de lavarte las manos.

- Hidratate, tomando al menos 2 litros de agua al día.

- Consumí alimentos que contengan vitamina C y antioxidantes como cítricos, kiwi y hojas verdes.

- Evitá el tabaco y el alcohol. Afectan de forma negativa la salud de la piel ya que generan radicales libres y la resecan.

- Usá agua templada para bañarte: tanto el agua fría como la muy caliente resecan la piel. Es ideal templar el agua mezclando ambas.

- Elegí usar anteojos de sol todo el año. Vas a cuidar tus ojos y la piel del contorno, que es muy sensible a la radiación solar.

- Evitá exponer tu piel a cambios bruscos de temperatura propios del comienzo de la primavera. Aumentan el riesgo de capilares dilatados o “arañitas”.

- Preferí usar productos sin sulfatos y con activos. En especial para lavarte la cara y el cuerpo.

Ante cualquier duda, no dejes de consultar a tu especialista de confianza.

Dra. Florencia Rolandi, Médica Cardióloga, MN 100.667

Gentileza de