Animate a las harinas sin gluten.

Cada vez encontramos más opciones para reemplazar la clásica harina de trigo.

Te contamos sobre algunas para que las empieces a incorporar en la cocina.

- Harina de lentejas: es alta en fibra y en hierro y es fuente de proteínas, carbohidratos, fibra y potasio.

- Harina de garbanzos: es fuente de proteínas, rica en vitaminas del grupo B. También aporta vitaminas A, C y E.

- Harina de arvejas: es rica en proteínas, baja en grasas y constituye una buena fuente de fibra y de vitaminas A, B y C.

- Harina de algarroba: es muy alta en fibra; tiene calcio, hierro y fósforo, pero es baja en proteínas.

- Harina de trigo sarraceno: tiene gran cantidad de fibra y más proteínas que las otras harinas. Además es fuente de vitamina B2, B3 y de ácidos grasos poliinsaturados (omega 3 y 6).

Todas son sin gluten, por lo que son aptas para celíacos, pero además son bajas en grasas y aportan más nutrientes que la harina de trigo, por lo que son ideales para reemplazarla o combinarlas.

¡Hacé lugar en tu alacena y sumá estas harinas para tus comidas!

Gentileza de